PROTOCOLO DE PREVENCION Y ACCION ANTE CASOS DE MALTRATO ESCUELA ESPECIAL SAN MATEO

Introducción

El objetivo principal de este protocolo es compartir con nuestra comunidad las estrategias que como colegio realizaremos para prevenir situaciones tan delicadas como el maltrato y poder actuar con prontitud y eficacia cuando nos encontremos con situaciones como estas.

Comenzaremos a definir que es el maltrato infantil, de acuerdo a la literatura especializada define Maltrato infantil como cualquier acción u omisión, por parte de los padres o cuidadores, que provoca daño a la salud o desarrollo físico o psicológico del niño/a o adolecente. Como comunidad escolar tenemos el deber y la obligación de hacer frente a esta realidad, comprometiéndonos e implementando acciones que nos permitan brindar un entorno seguro y protector a nuestros alumnos/as, salvaguardando su integridad física, emocional y social.

Al mismo tiempo es importante considerar las características conductuales de nuestros alumnos/as que son particulares y específicas, puesto que un porcentaje de nuestros estudiantes manifiesta conductas de autoagresión y heteroagresión, ante situaciones de descompensación que son relativamente habituales dentro del Trastorno del Espectro Autista, pudiendo manifestarse estas conductas tanto en el hogar de los estudiantes y/o en la escuela.

Marco Normativo de Referencia:
Maltrato Infantil:

De acuerdo a la ley de menores, N° 16.618, podemos definir maltrato infantil como; “una acción u omisión que produzca menoscabo en la salud física o psíquica de los menores”. Todo tipo de maltrato infantil constituye vulneración a los derechos del niño que están consagrados como ley desde el año 1990 en Chile, a través de la ratificación de la convención internacional de los Derechos del Niño.

Maltrato Físico:
Es cualquier acción no accidental por parte de los padres, madres o cuidadores que provoque daño físico al niño, niña o adolecente.

Maltrato Emocional:
El hostigamiento verbal habitual por medio de insultos, criticas, descréditos, ridiculización, así como la indiferencia y el rechazo explícito o implícito hacia el niño, niña o adolecente. También se incluye el rechazo, el aislamiento, atemorizar, ignorar y/o corromper.

Abandono y Negligencia:
Se refiere a situaciones en los padres, madres o cuidadores/as, estando en condiciones de hacerlo, no dan el cuidado y la protección tanto física como psicológica que los niños, niñas necesitan para su desarrollo. El cuidado infantil implica satisfacer diversos ámbitos como son el afecto, la alimentación, la estimulación, la educación, la recreación, la salud, el aseo, etc.

Obligación de Denunciar:
Tanto la Ley de Menores como el Código Procesal Penal, establece la obligación para los funcionarios/as, Directores/as de establecimiento educacionales, profesores/as y asistente de la educación de DENUNCIAR HECHOS CON CARACTERISTICAS DE MALTRATO INFANTIL O CUALQUIER OTRO DELITO, que afectase a estudiantes o que hubiere tenido lugar en el establecimiento (Art. 175 código procesal penal). Dicha obligación debe ser cumplida dentro de las 24 horas siguiente a la que tuvo conocimiento de los hechos, sancionándose su incumplimiento (Art 176 código procesal penal).

Por su parte, la Ley N° 19.968 que crea lo Tribunales de familia, plantea que será este Tribunal el que abordara los hechos en los cuales aparezcan vulnerados los derechos de los niños, niñas o adolecentes, así como también las causas relativas al maltrato infantil no constituido de delito, por ejemplo; abandono o negligencia grave y reiterada por parte del apoderado/a que afecta al menor.

Incumplimiento De La Obligación De Denunciar:
El Art. 177 del código procesal penal establece que las personas indicadas en el Art. 175, que omita de hacer denuncia incurrirán en la pena prevista en el Art. 494 del código penal, que establece que sufrirán la pena del multa de 1 a 4 UTM. En caso extremo puedo ocurrir que por callar, ignorar o desentenderse ante hechos que pudieren constituir un delito estemos convirtiéndonos encubridores de un delito.

La ley establece que los/as docentes como encargados de la educación y el bienestar de los estudiantes cuando éstos se encuentran en las aulas, deben garantizar lo anteriormente señalado, dado que son merecedores de la confianza de los /las estudiantes y de sus padres.

PROTOCOLO EN CASO DE MALTRATO INFANTIL POR PARTE DE UN FAMILIAR O PERSONA EXTERNA AL COLEGIO:

El docente, asistente de la educación o funcionario del colegio que observe o sospeche que un alumno/a del colegio este siendo víctima de maltrato está en la obligación de informar en forma inmediata al Director/a y/o Jefa UTP del establecimiento.

En caso de agresión física

En caso que un/a estudiante tenga signo visible de agresión física, se deberá constatar lesiones en el hospital de referencia al colegio. El alumno/a será acompañado por su Educadora de aula o Asistente técnico, quienes asistirán en compañía de algún miembro del equipo directivo a constatar las lesiones de sospecha.

Si el agresor resulta ser el padre, la madre o tutor; se procederá una vez realizada la constatación de lesiones, a efectuar la denuncia ante el Ministerio Publico, Carabineros de Chile o Policía de Investigación.

En caso que el agresor resulte ser una persona externa al hogar, familia (que no sea padre, madre o tutor) se citara al apoderado para comunicarle la situación que afecta a su hijo/a e informarle que de acuerdo a obligación legal el establecimiento debe poner los antecedentes a disposición de la autoridades dentro de las horas desde conocidos los hechos.

PROTOCOLO EN CASO DE SOSPECHA O DEVELACION DIRECTA DE MALTRATO INFANTIL POR PARTE DE UNA EDUCADORA, ASISTENTE DE LA EDUCACION U OTRO FUNCIONARIO DEL ESTABLECIMIENTO.

Si un docente, asistente de la educación o funcionario recibe un relato u observa que un alumno/a a sufrido maltrato físico por una persona interna del establecimiento o si un/a estudiante presenta signo físico, emocionales o conductuales que hace pensar que puedan ser víctima de maltrato de parte de un profesor o funcionario del establecimiento, se debe poner en conocimiento a: Directo/a y/o Jefa unidad técnica en forma paralela director/a en forma escrita.
Conjuntamente se informa a los padres en entrevista formal a cargo del equipo directivo y otros profesionales, respecto de los hechos detectados.

Procedimientos ante sospecha de maltrato hacia un estudiante por parte de un funcionario del establecimiento.

Una vez recibida la denuncia el director/a y jefe de UTP, recopilarán antecedentes del caso, para determinar si efectivamente existe sospecha fundada de algún tipo de maltrato físico hacia el niño, niña o adolecente, por parte del funcionario/a involucrado lo cual se realizar dentro de las primeras 48 horas de recibida la denuncia.

En caso que se vincule como presunto ofensor a un funcionario del establecimiento, por la gravedad del hecho, como medida de prevención, se deberá disponer la separación eventual responsable de su función directa con el o los menores, trasladándose de sus funciones temporalmente mientras dura la investigación.

Esta medida tiende no solo a proteger a los menores sino también al denunciado/a, en tanto se clarifiquen los hechos.

El Directo/a, posterior a las 48 horas de acontecido la denuncia, emitirá un informe con los antecedentes recopilados el cual será entregado a la familia del estudiante, sostenedor, funcionario/a involucrado/a.

En caso que los antecedentes entreguen duda razonable respecto a un maltrato físico hacia un estudiante, el director/a estará en la obligación de activar el protocolo y poner los antecedentes en los tribunales de familia.

En caso que la investigación de tribunales arroje que la denuncia fue injustificada o falsa, se dará a conocer a todos los miembros de la comunidad escolar los resultados de la investigación que absuelve al funcionario.

El funcionario absuelto de la acusación se encuentra en derecho de realizar acciones civiles quienes hayan denunciado falsamente.

Medidas Preventivas Sobre Maltrato Físico De Los Alumnos De La Escuela Especial San Mateo

  • La Ley General De Educación exige la Idoneidad Moral de todo trabajador que se desempeñe en una comunidad educativa, en caso de los docentes se solicita anualmente certificado de antecedentes vigentes y en caso del resto de los funcionarios se solicita el mismo certificado más una evaluación del Servicio de Salud Metropolitano Sur conducente a la idoneidad psicológica de los funcionarios evaluados.
  • Dentro de las posibilidades de la Corporación San Mateo los cursos contaran con asistentes técnicos a modo de atender de manera más integral las necesidades especiales de nuestros estudiantes.
  • Se informara a todo el personal, mediante una jornada de reflexión anual, con carácter obligatorio este protocolo de prevención de maltrato.
  • Ante una situación de maltrato físico aquellos funcionarios que puedan considerarse cómplices en primera instancia, serán denunciados a los tribunales pertinentes.


  • Nuestro establecimiento busca apoyar a toda la comunidad escolar en su quehacer psicoeducativo, mediante la elaboración de este Protocolo de Acción y Prevención frente a posibles casos de Maltrato Físico, con el ánimo de seguir creciendo y dando seguridad a todos nuestros alumnos/as, padres y apoderados y equipo multidisciplinario.